Política de firma electrónica

El Esquema Nacional de Interoperabilidad, introducido por el Real Decreto 4/2010, establece un conjunto de criterios para sistematizar y normalizar la manera como las administraciones públicas generan, intercambian y custodian información y documentación electrónica con relevancia jurídica. Este esquema se desarrolla a través de una serie de normas técnicas, que establecen obligaciones concretas para las administraciones.

 

La Norma Técnica sobre Política de Firma y Certificados Digitales establece la necesidad de que cada administración tome una serie de decisiones de carácter corporativo y las formalice por escrito, en relación con:

 

  • Tipos de certificados digitales empleados y admitidos por la administración.

  • Formatos y mecanismos para la generación, aceptación y validación de firmas electrónicas.

  • Mecanismos para la custodia y preservación de estas firmas.

  • Cómo debe evolucionar la propia política.

 

La Política de Firma, aparte de resolver estas cuestiones, es una oportunidad para definir otros aspectos relacionados con la firma de documentos, como:

 

  • Cómo se gestiona el ciclo de vida de estos certificados.

  • Cómo se decide internamente qué rol tiene cada persona dentro de un procedimiento, y cómo se plasmará su intervención (validación, visto bueno, firma, etc.).